Cómo proteger los datos ante la nueva “normalidad”

commvault6

A pesar de que la alarma sanitaria ha disminuido y las normas, estrictas al inicio, se han flexibilizado, muchas empresas y organizaciones continúan teletrabajando. Pero para poder realizar un trabajo en remoto seguro, la disponibilidad de la información y su protección han pasado a formar parte de las prioridades de los entornos corporativos. El dato, es, por tanto, su gran valor y aliado para seguir compitiendo en un mercado cambiante.

Los dispositivos móviles y las diferentes plataformas continúan siendo el día a día de muchas corporaciones que, además, han encontrado en la nube la plataforma ideal para llevar a cabo sus negocios desde fuera de la oficina. Sin embargo, la diversidad de entornos multinube hace necesario un mayor control desde una visión única e integral a fin de mitigar posibles ataques y desarrollar una gestión ágil a la par que dinámica. Hay que añadir a esto la excepcionalidad de la pandemia, que ha obligado a las empresas a tomar decisiones rápidas ante la necesidad súbita de desplazar su fuerza laboral fuera del perímetro corporativo y a afrontar nuevos retos.

Durante la crisis sanitaria, Commvault preguntó a sus clientes sobre las prioridades en términos de protección de datos en la nube, lo que permite observar los puntos débiles que las propias organizaciones identifican dentro de sus estructuras. Así, el 80% de los encuestados posicionó la preparación de recuperación ante desastres como su principal preocupación, seguida por los ataques de ransomware (61%) y, a una mayor distancia, por la necesidad de proteger nuevas aplicaciones SaaS (17%). Al 49% de los entrevistados les preocupó su capacidad de acelerar la transformación digital y la de adoptar cloud (29%).

El 80% de las empresas posiciona la preparación de recuperación ante desastres como su principal preocupación

Aunque muchas organizaciones aseguran disponer de la infraestructura necesaria para poder explotar esos datos, la realidad muestra que aún queda mucho por hacer. Sin ir más lejos, la falta de una cultura de seguridad de la empresa da lugar a brechas que los ciberatacantes pueden aprovechar en cualquier momento y ahora ninguna empresa puede renunciar a políticas de control de la tecnología que deriven en pérdida de tiempo y datos.

Seguridad en el control

Contar con herramientas específicas de backup y de recuperación puede favorecer y ayudar a romper la barrera de adopción de la nube y, sin ninguna duda, contribuye a la agilidad y eficiencia de las operaciones. Contar con protección y gestión de datos desde una única plataforma, independientemente de donde residan, ya sea una nube o múltiples nubes, permite a las corporaciones obtener más ventajas, además de mejorar el rendimiento.

Cuando el perímetro de la infraestructura digital se amplía, como es el caso de los profesionales que trabajan en remoto con diferentes dispositivos y múltiples nubes, tener la garantía de recuperar los datos en cualquier momento ya no es un valor añadido, se trata de una necesidad. Y, además, con la seguridad de saber que la automatización libera recursos y permite reducir tiempos para las tareas de control, algo que disminuye los costes, un aspecto esencial en las economías de empresa.

Con la fuerza laboral teletrabajando, es posible que las organizaciones necesiten recuperar inmediatamente, por ejemplo, un solo archivo de forma individual, sin tener que recuperar todo un sistema o una máquina virtual. Gracias a la inteligencia artificial, el análisis es otro de los puntos esenciales en el trabajo remoto, pues facilita la automatización de las operaciones de los datos en la nube. Commvault despliega en el mercado soluciones que permiten realizar el backup desde una nube o desde nubes múltiples, así como on premise, gestionando y controlando los datos de la forma que hoy en día se requiere, con rapidez y disponibilidad.

El coronavirus ha desatado una nueva forma de trabajar que parece perdurará y no es otra que los profesionales trabajando desde fuera de las oficinas. La continuidad del negocio es ahora la prioridad. Con la mayoría de los puestos de trabajo móviles las organizaciones tienen que asumir nuevas políticas de gestión, control de datos y seguridad para lo que cuentan con herramientas automatizadas que impulsan los negocios mientras ofrecen mayor valor y rendimiento, reduciendo costes. 

 



A fondo

Whitepapers